LA ÚNICA VERDAD ES LA BIBLIA Y MUCHOS LA DESVIRTÚAN.
"... Porque vendrán muchos en mi nombre diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán." MATEO 24
Picture
A vueltas con la fecha de la Última Cena En un libro que publicará el 10 de marzo, el Papa defiende, a diferencia de Juan Pablo II, que la Última Cena no fue un acto sagrado, sino una reunión de amistad.- Indulta además a los judíos de la muerte de Cristo que los judíos no fueron los culpable de la muerte de Cristo, pero estos no se sienten del todo satisfechos con este reconocimiento MIGUEL MORA - Roma - 03/03/2011 
  El pueblo judío no fue responsable de la crucifixión y muerte de Cristo. Los culpables fueron el establishment sacerdotal y los secuaces de Barrabás. Jesús no fue tampoco un líder revolucionario, porque su mensaje y su actitud "no constituían un peligro" para el Imperio Romano. En todo caso, propuso un sistema distinto a todos los existentes; no una alternativa política, sino espiritual. Visto con ojos modernos, casi un anarquista.
Estas ideas, que desarrollan lo afirmado por el Concilio Vaticano II, forman parte del libro Jesús de Nazaret. Desde su entrada en Jerusalén a la Resurrección, que saldrá a la venta el próximo 10 de marzo. Las firma el Papa Benedicto XVI, y forman parte de la segunda entrega sobre la figura de Jesús escrita por Joseph Ratzinger.
Su reflexión sobre la pasión, muerte y resurrección de Cristo ocupa 348 páginas en italiano, y se publicará simultáneamente en siete lenguas, entre ellas el español, en la Librería Editrice Vaticana.
La obra propone un análisis teológico y una relectura bíblica del periodo en que Jesucristo vivió en Jerusalén. Comparando datos, traducciones, testimonios y fechas dadas por los apóstoles, Ratzinger rebate la afirmación histórica, mantenida hasta el Concilio Vaticano II por todo el cristianismo, que sostiene que fueron los judíos quienes pidieron la condena a muerte de Jesucristo.
En 1965, el documento conciliar Nostra Aetate ya afirmó que quienes consideran a los judíos un pueblo deicida son heréticos y se sitúan fuera del catolicismo.
Según recuerda el Papa profesor resumiendo con un lenguaje simple las exégesis de la teología católica, el Evangelio no trasluce ninguna actitud "racista" hacia los judíos. Y la decisión de Pilatos de juzgar a Jesús de forma populista y pragmática sin tomar en consideración el criterio de la justicia prefiguró además las grandes dictaduras de la historia.
"Preguntémonos antes que nada, ¿quiénes eran exactamente los acusadores?", escribe el Papa teólogo en la anticipación del libro dada a conocer por el Vaticano. "¿Quién insistió en condenar a muerte a Jesús? En la respuesta de los Evangelios hay diferencias sobre las que debemos reflexionar. Según Juan se trata simplemente de los 'judíos', pero la expresión de este evangelista no indica al pueblo de Israel como tal, y menos todavía tiene una intención 'racista'. En el Evangelio de Marcos, por otro lado, se habla 'de una multitud, de la masa', que este se identifica con los seguidores de Barrabás. En todo caso", concluye el Papa, "tampoco eso señala al pueblo de Israel como tal".

La fecha de la Última Cena

El Papa reinterpreta también la versión del apóstol Mateo, que atribuyó la presión para condenar a Cristo "a todo el pueblo". Según Ratzinger, "no se trata de un hecho histórico" porque no es posible que todo el pueblo expresara su rechazo. Su conclusión es que "el verdadero grupo de acusadores fueron los círculos cercanos al templo".
En el volumen, escrito cuatro años después del primero, el papa alemán recuerda también que Barrabás, según las traducciones, fue calificado de "bandolero" por San Juan. Sin embargo, afirma el pontífice, en el contexto actual, la palabra griega se traduciría como "terrorista" o combatiente de la resistencia.
Además, el Papa se pronuncia sobre la fecha de la Última Cena. Y afirma que tiene razón el Evangelio de Juan. "En el momento del proceso de Jesús ante Pilatos, las autoridades judiciales todavía no habían comido la Pascua y por eso debían mantenerse todavía puras". Por tanto, "la crucifixión no sucedió el día de la fiesta, sino la víspera, a la hora exacta en que se mataban los corderos pascuales". Y así, la simbología del cordero de Dios alcanzaría su cumplimiento.
Según el vaticanista Filippo di Giacomo, la interpretación de Benedicto XVI sobre la cena es novedosa respecto a la que defendió Juan Pablo II: "Su visión no considera la última cena un rito sagrado que forma parte de un contexto de cena pascual judía, sino que la coloca en un ambiente de convivencia y amistad, casi de confabulación subversiva contra la sacralizad de la cena pascual. Ratzinger la pone fuera de lo sagrado y dentro de lo humano. Como diciendo que a Jesucristo no le importaba ni el Imperio Romano que le iba a matar, ni los sumos sacerdotes que lo querían condenar por blasfemo. Sino que le importaban los sentimientos que compartía con su comunidad de amigos".

Un gesto hacia los judíos

El texto se considera un gesto de acercamiento del Papa a los judíos, con los cuales la relación sigue siendo muy tensa. El Congreso Mundial Judío ha elogiado hoy al Papa por "haber rechazado de forma inequívoca el argumento de que el pueblo judío debe ser considerado colectiva y eternamente responsable de la muerte de Jesús".

El presidente, Ronald S. Lauder, ha declarado: "Durante muchos siglos, los judíos han sufrido brutales persecuciones y antisemitismo porque los cristianos los tacharon de colectivamente responsables por el asesinato de Jesucristo, a pesar de que él mismo era judío y fue crucificado por los dirigentes romanos. 2.000 años después, era realmente hora de que el líder de la Iglesia Católica hiciera una clara afirmación al respecto. Supone una marca importante contra el antisemitismo en la Iglesia".

Lauder ha añadido, en cualquier caso, que no basta con que un libro del Papa confirme la inocencia de los judíos: "Esto debe convertirse en doctrina oficial de la Iglesia, desde arriba abajo". Según Di Giacomo, "Lauder olvida que cuando habla el Concilio, emite el documento más importante que posee la Iglesia católica, y que también el Papa debe obedecer al Concilio. Cabe pensar que los judíos nunca estarán satisfechos con nada porque eso les permite no dar lo poco que les piden los cristianos de Tierra Santa, es decir los derechos fundamentales sobre las tierras y la ciudadanía".

El rabino jefe de Roma, Riccardo Di Segni, ha lamentado por su parte que Benedicto XVI "no ha dado todavía respuesta a la historia de los niños que sobrevivieron al Holocausto escondidos en conventos, que fueron bautizados pero nunca fueron restituidos a sus familias o comunidades originales, y a muchos de los cuales se les mantuvo ignorantes de sus orígenes".
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/vueltas/fecha/Ultima/Cena/elpepusoc/20110303elpepusoc_9/Tes


 


Comments




Leave a Reply

    Picture

    Categories

    All
    Catástrofes
    Ciencias
    Epidemias
    Guerras
    Homosexualidad
    Israel
    Medio Oriente
    Mundo
    Notas
    Noticias
    Rumores De Guerra
    Señales En El Cielo
    Sol
    Terremotos
    Terrorismo
    Videos

    Picture
    ¡AMAMOS A ISRAEL!

    ¡¡¡DESPIERTA IGLESIA,TODO SE CUMPLE!!!

    Click to set custom HTML

    Archives

    Junio 2011
    Mayo 2011
    Abril 2011
    Marzo 2011
    Febrero 2011

    RSS Feed

    Click to set custom HTML
    Click to set custom HTML

    Un gran abrazo a mi amigo Gerónimo Torres de Brasil, Dios lo Bendiga y proteja.