Un ingenioso ejemplo de Oratoria y de Política, ocurrido recientemente en las Naciones Unidas, hizo sonreír a la comunidad mundial presente.
El representante de Israel ante las Naciones Unidas:
Antes de empezar mi discurso querría contarles a...lgo sobre Moisés:
“Cuando Moisés golpeó la roca y de ella salió agua, pensó “qué buena oportunidad para darme un baño”. Se quitó la ropa, la dejó junto a la roca y entró al agua.
Cuando acabó su baño y quiso vestirse, su ropa no estaba allí. Se la habían robado los palestinos”.
El representante de Palestina saltó furioso y dijo:
“¡Qué dice! ¡Si los Palestinos no estaban allí entonces!”.
El representante de Israel sonrió y dijo:
“Muy bien... y ahora que ha quedado claro quienes llegamos primero a este territorio y quienes fueron sus invasores, comenzaré mi discurso”.
 


Comments




Leave a Reply