Picture
  Según los sismólogos estadounidenses, en los próximos 30 años en todas las zonas sísmicamente activas del país se registrarán múltiples y potentes empujes subterráneos, y un terremoto semejante al sismo catastrófico que se produjo en Japón podría arruinar el sur de California. Mientras que su capital, la ciudad de Los Ángeles, podría desaparecer de la faz de la Tierra.

Estos pronósticos alarmantes fueron comunicados al mundo por el profesor de la Universidad de Berkley, el sismólogo Gary Black. El científico está seguro: a pesar de la ausencia de una relación directa con los terremotos en Japón, Estados Unidos debe prepararse para enfrentar potentes sismos.

Según los expertos, los constantes desplazamientos de la placa oceánica, que se mueve por debajo de la placa continental llevan a la acumulación de energía, que a su vez, provoca nuevos desplazamientos. Así la energía, que se había acumulado durante los movimientos previos, se liberó el 11 de marzo en Japón.

En los próximos años, según los científicos, los procesos sísmicos se registrarán en todas las “zonas de riesgo”, incluso la falla de San Andrés que pasa por California.  Gary Black indicó que Los Ángeles siempre estuvo bajo riesgo. En 2007 los especialistas de la Universidad de California de San Diego y la Universidad de Oxford llegaron a la conclusión que Los Ángeles “se encuentra en una mina de acción retardada”.

Anualmente en California del Sur se registran alrededor de 10.000 terremotos, auque la mayoría de ellos son bastante débiles y casi no se perciben. Los sismos potentes suelen producirse en la zona cada 150 años. La última vez que un desastre de tal escala tuvo lugar fue en 1857. La fuerza de los movimientos subterráneos fue de 7,9 grados. Perecieron sólo dos personas, pero toda la población de California en aquel entonces consistía de apenas 360.000 personas.

Los científicos consideran que los acontecimientos se desarrollarán de una manera apocalíptica, pero a largo plazo. Y que el relieve de la zona está cambiando considerablemente. En las áreas costeras, como en el llano Carrizo a unos 160 kilómetros de Los Ángeles, se ve claramente una grieta gigantesca en la tierra. Los lechos de los ríos ya han cambiado muchas veces su dirección.   

¿Estados Unidos está preparado en la misma medida en lo que estuvo Japón a momento de ocurrir el sismo?

De acuerdo a algunos, el interrogante deja más preguntas que respuestas. Por una parte, estudios indican que la falla de San Andrés no es lo suficientemente profunda como para que los 8.9 grados de Japón se repitan. Pero en todo caso, un sismo equivalente a 8.4 definitivamente constituye una posibilidad que equivale a la destrucción de las zonas de Los Ángeles, San Diego y el sur de California. Hipotéticamente hablando, una ruptura tectónica de este tipo en suelo estadounidense podría ocasionar y multiplicar lo que actualmente se observa en Japón: desde millones de refugiados y victimas fatales, hasta contaminación industrial y radioactiva en un radio diez veces mayor al de Fukushima.

Los especialistas afirman que Estados Unidos actualmente no tiene el mismo nivel de preparación que Japón presentaba antes del sismo de 8.9 grados. Tampoco el sistema de alertas en casos de tsunami es efectivo en caso de que ocurra una emergencia real. De hecho, solamente estructuras construidas desde los años 80 en la zona metropolitana de Los Ángeles y San Francisco tuvieron que cumplir con los códigos de construcción anti sismos… el resto ha quedado echado a su suerte. De ahí que los planes de contingencia sean tan esenciales después de lo observado en Japón.


http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/medioambiente_espacio/issue_21707.html




This is your new blog post. Click here and start typing, or drag in elements from the top bar.
 
 
This is your new blog post. Click here and start typing, or drag in elements from the top bar.
Picture
Un matemático de Nueva Zelandia quien predijo el mortífero terremoto de Christchurch ha aterrorizado a Kiwis con noticias que otro terremoto atacará la ciudad en dos semanas.

El meteorólogo Ken Ring está advirtiendo que una segunda sacudida llegará a la ya devastada ciudad de la Isla del Sur el 20 de marzo.
El Sr. Ring, que vive en Auckland, utiliza la luna, el sol y la actividad de las mareas como base de sus teorías, que no han sido consideradas por los científicos.
Su advertencia es clara.
"Si yo viviera en Christchurch, Yo saldria por unos días durante ese tiempo, ir a acampar, visitar a los amigos, solo salir y mantenerse a salvo", dijo.
"Y si usted no vive allí, mantengase alejado."
Sus palabras han angustiado a los neozelandeses, generando que cientos que usan Twitter y Facebook señalen sus teorías como las de un "chiflado", "loco" y sin fundamento científico.
A pesar de ello, sus seguidores son muchisimos, con más de 5000 de Nueva Zelanda - incluyendo los agricultores, jardineros y hasta especialistas en desastres - inscritos para recibir sus predicciones meteorológicas.
En el Día de San Valentín, publicó un tweet que indica que las condiciones eran "potentes" para un terremoto en Christchurch entre febrero 15 y 25.
Un terremoto de 6,3 grados de magnitud sacudió el 22 de febrero, matando alrededor de 240 personas.
Extrañamente, se advirtió a la gente que observara "signos especiales", como silencio en las aves o animales domésticos asustados, y dijo que "se mantenga alejado de los antiguos edificios agrietados".
Sus palabras han generado un debate feroz. Algunos, como el destacado comunicador John Campbell, creen que sus palabras aterradoras pretenden aprovecharse de personas vulnerables que luchan por recuperarse tras el desastre.
Pero cuando Campbell lanzó duras preguntas al señor Ring en la televisión nacional el lunes, sin darle oportunidad de responder, cientos de kiwis salieron en defensa del asi llamado hombre de la Luna.
Campbell se vio obligado a pedir disculpas, admitiendo que no creía en las teorías del Sr. Ring.
"Sin embargo, muchas personas han hablado - y las predicciones del Sr. Ring los aterroriza," dijo la emisora, antes de rogárle que "deje de asustar a la gente".
Y el los esta asustando . La anciana australiana Gloria Cotton sobreviviente del terremoto dijo que las predicciones de otro eran "horribles".
"Dile que se detenga, por favor, simplemente que pare", dijo la mujer de 84 años de edad, desde su dañada casa en Christchurch.

"La vida es tan difícil de todos modos. No podemos hacer frente y oír hablar de otro."

El Sr. Ring, por su parte dijo que creía que la mayoría de la gente prefiere prevenir que curar.
"Si la información estuviese allí no le gustaría tener acceso a ella?
I couldn't live with myself. "¡Qué terrible sería si yo supiera que todas las señales sísmicas estan allí y que no las dijera. No podría vivir conmigo mismo.
"Si usted prefiere no saber, por favor no lo lea."
Los científicos, sin embargo, siguen sin estar convencidos.
El Dr. Mark Quigley, profesor de tectónica activa y de geomorfología de la Universidad de Canterbury en Christchurch, dijo que las afirmaciones del Sr. Ring eran "absurdas".
"Citas vagas sobre las fechas de" aumento de actividad de varios días más o menos, sin magnitudes, lugares y horas exactas no constituyen una predicción ", dijo el Dr. Quigley.
"Este es oportunista y la auto-promoción sin sentido en un momento de crisis nacional. "
"No voy a ninguna parte a finales de marzo."
http://www.news.com.au/breaking-news/kiwis-terrified-by-fresh-earthquake-prediction/story-e6frfku0-1226015375215