Picture
En Israel consideran la tregua anunciada esta madrugada por el grupo islamista Hamas como un intento de evitar una mayor represalia tras el disparo ayer de un misil antitanque Kornet contra un autobús escolar israelí en el sur del país que dejó herido en estado crítico a un adolescente.

Leyendo la prensa local y escuchando al Gobierno de Benjamin Netanyahu, no parece que la grave escalada, reactivada ayer, en la Franja de Gaza y sur de Israel se acerque a su fin.

Mientras la Fuerza Aérea israelí ha atacado al mediodía un nuevo objetivo de Hamas en el sur de Gaza, las milicias han disparado 16 proyectiles de mortero contra una localidad al sur de Israel en lo que es el primer ataque palestino desde el anuncio de su tregua unilateral.

"Israel no ha finalizado su respuesta al ataque criminal de Hamas contra un autobús escolar. Quien realizó este ataque se arrepentirá y deberá asumir las consecuencias. Todos entienden el significado de apuntar y disparar con un misil de estas características contra un autobús de color amarillo que señaliza que lleva niños. Todo el mundo, incluido los terroristas, lo sabe. Han cruzado una línea roja más", ha advertido esta mañana el ministro israelí Matan Vilnai.

Minutos después de estas declaraciones, un ataque israelí en el sur de la Franja contra un comando del 'brazo armado' de Hamas mató a dos de sus miembros. Esta madrugada, la aviación israelí bombardeó tres túneles de contrabando en Rafaj.

Violenta jornada Ayer, se vivió una de las jornadas más graves en los últimos dos años. Por un lado, las milicias palestinas atacaron el citado autobús escolar (muchos niños habían bajado antes del impacto) y dispararon unos 50 misiles, cohetes 'Qassam' y proyectiles de mortero contra el sur de Israel, sin provocar víctimas. Por otro, tanques, aviones y helicópteros israelíes atacaron 12 objetivos en la Franja -en su mayoría vinculados a Hamas- provocando la muerte de cinco palestinos y heridas a 35.

Asimismo y por primera vez desde su despliegue en el terreno, el sistema israelí 'Cúpula de Hierro' neutralizó un misil de tipo Grad disparado contra la ciudad de Ashkelón. "Es un gran éxito, pero este sistema no garantiza una defensa hermética. Contra los grupos terroristas hay que usar medios defensivos y atacantes", dijo ayer Netanyahu desde Alemania.

Oficiales israelíes han advertido que "Hamas pagará un precio muy alto por una acción inaceptable", añadiendo sin embargo "no estar interesados en lanzar una nueva
operación como 'Plomo Sólido'", en alusión a la masiva ofensiva de hace dos años que acabó con la muerte de 1.300 palestinos y 13 israelíes.

Según los expertos militares, el reto es "cobrar un alto precio a Hamas para restaurar la disuasión sin llegar a un nivel de escalada que descontrole la situación y obligue a una operación a gran escala".

En respuesta El 'brazo armado' de Hamas asumió la autoría del misil contra el autobús afirmando que es la respuesta a
la muerte de tres de sus efectivos tras un ataque israelí el pasado viernes.

Anoche, el Gobierno de Hamas -que controla la Franja desde junio de 2007- envió un mensaje a Israel a través de un intermediario (Egipto) asegurando su disposición a una tregua inmediata. "El mundo debe frenar las agresiones criminales del enemigo sionista contra el pueblo palestino", pidió ayer un portavoz de Hamas. Este movimiento asegura que la tregua tiene como objetivo "impedir más ataques israelíes".

Una señal más que indica que la escalada no ha dicho su última palabra es la decisión del ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, de anular su viaje a Estados Unidos.

Todos afirman que Israel y Hamas no desean en estos momentos una confrontación abierta y duradera, pero todos temen que la inercia de los ataques y represalias mutuos les lleven a ella.
http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/08/internacional/1302250763.html

 





Leave a Reply.