Picture
La central nuclear de Onagawa, en la provincia de Miyagi (noreste de Japón), podría sufrir filtraciones de agua tras el fuerte terremoto de 7,1 grados en la escala de Richter del día 7, aunque no se ha detectado por el momento un aumento de la radiactividad, informó la cadena NHK.

El operador de la central de Onagawa confirmó que la nueva réplica había causado el desbordamiento de agua con pequeños niveles de radiactividad, pero ninguna filtración.

Otras dos centrales nucleares del este de Japón han tenido que recurrir a generadores de emergencia tras perder el suministro eléctrico externo tras el seísmo, que ha causado
al menos cuatro muertos y 132 heridos.

La planta de Onagawa, muy cercana al epicentro del seísmo, ha perdido dos de sus tres líneas eléctricas externas, aunque por el momento está refrigerando sus piscinas de combustible usado con la línea de suministro restante, informó la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón.

Onagawa, que estaba parada desde el devastador seísmo del 11 de marzo, sufrió la suspensión temporal de los sistemas de refrigeración tras el terremoto de ayer, aunque finalmente los técnicos los recuperaron.

"Debido al temblor, numerosas anomalías han sido detectadas en los edificios de los reactores", ha explicado un responsable de la Agencia nuclear en una rueda de prensa, a la vez que ha subrayado que el nivel de radiactividad es "muy inferior" al límite legal.

"El agua ha desbordado la piscina del reactor 2", ha precisado el portavoz de la compañía de electricidad Tohoku Electric Power, empresa que explota la central, que cuenta con tres reactores. El agua también ha sido detectada en el suelo de varias plantas de los edificios.

La central de Higashidori, en Aomori, se quedó tras el terremoto sin el suministro eléctrico externo y ahora está funcionando con generadores diésel de emergencia, aunque en el momento del seísmo estaba siendo revisada y no se ha informado de problemas.

También en Aomori, la central de procesamiento de residuos nucleares de Rokkasho se quedó sin electricidad y opera con generadores de emergencia.

En la central de Fukushima Daiichi, afectada por graves filtraciones por el terremoto y posterior tsunami de hace casi un mes, no se ha detectado un aumento de la radiación fuera de lo normal, según la agencia nuclear. Las plantas de Fukushima Daiini y Tokai (Ibaraki) tampoco han registrado problemas y registros fuera de lo normal.
http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/08/internacional/1302233213.html

 





Leave a Reply.